Apagón de Venezuela es histórico en América Latina y el más largo de Caracas

Venezuela superó más de 24 horas sin luz. Fue un mega apagón que mantiene paralizado al país desde este jueves 7 de marzo, en horas de la tarde. Al menos 22 de los 23 estados se quedaron sin corriente eléctrica. 

En medio de la incertidumbre, la población permanece a la expectativa de la restitución del servicio; muchos aguardan en sus hogares y otros muy pocos salieron a las calles para trabajar y realizar tareas personales.

Caracas, la capital de Venezuela, vivió su apagón más largo de los últimos años; fue la noche más oscura para la ciudad. Mientras que las regiones en el interior ya están prácticamente acostumbradas. Solo los edificios con generadores propios en la ciudad, especialmente hoteles, iluminaban tibiamente este jueves una urbe de más de seis millones de habitantes. 

A primera hora de este viernes, el Gobierno ordenó la suspensión de la jornada laboral y académica. Y desde que se produjo el apagón atribuyó la situación a un “sabotaje de la oposición y Estados Unidos” a  una de las mayores represas de generación de energía eléctrica en América Latina, El Guri, ubicada en el estado Bolívar, solo superada por la de Itaipú (entre Brasil y Paraguay).

En algunos sectores de Caracas comenzó este viernes a restablecerse la energía eléctrica y algunos comercios apenas abrieron a su mínima capacidad por la falta de luz y fallas en la navegación de Internet que dificulta todavía el pago a través de puntos para tarjeta de débito y crédito. 

A esta hora, el Metro de Caracas, principal medio de transporte de los capitalinos, se encuentra cerrado. Persiste la inquietud de los ciudadanos; la calles de Caracas lucen desoladas y con poco tránsito. 

Para muchos venezolanos, el apagón obedecía a algo más: los rumores corrían como pólvora en un país con tensión política y económica que además lleva años padeciendo una crisis del sector de servicios públicos. 

“Sabotaje y guerra eléctrica”

El presidente de la República, Nicolás Maduro, quien aún no ha tenido alocución en vivo, solo a través de su cuenta de Twitter, ha denunciado un “sabotaje” sobre la represa del Guri. “Esto es parte de la guerra eléctrica contra el Estado. ¡No lo permitiremos! Estamos trabajando para recuperar el servicio”, escribió el mandatario. 

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, ha recalcado el corte “a un objeto nuevamente de la guerra eléctrica”. “Esta vez nos atacaron la generación y transmisión (…) en Guri”. 

En esa misma línea, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, calificó el hecho como “un sabotaje criminal, brutal”, que intentaba dejar a Venezuela sin suministro durante “varios días”, pero “no lo lograron ni lo lograrán”.  

Se han suspendido “las clases y jornadas laborales el día de hoy, en aras de facilitar los trabajos y esfuerzos para la recuperación del servicio eléctrico en el país, víctima de la guerra eléctrica imperial“, escribió en un tuit la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez.

Según constataron periodistas de AFP, el caos es total en casi todo el país: hospitales colapsados, vuelos cancelados desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar y otras terminales aéreas, muchos hogares sin agua, las calles de las principales ciudades desoladas con negocios cerrados tras el gigantesco corte de luz que se inició el jueves. 

Desde la oposición, diputados de la Asamblea Nacional condenaron la situación y afirman que el corte prolongado de luz no responde a “un sabotaje” sino a falta de mantenimiento al Sistema Eléctrico de Venezuela. El economista y parlamentario, José Guerra señaló que la Comisión de Energía del Poder legislativo ya había advertido de esta situación en 2017.

“En un informe detallado de la AN el 15 de enero de 2017, el diputado Jorge Millán alertó sobre la crisis eléctrica que hoy tenemos. Algunos datos: entre 2010 y 2015 Corpoelec gastó $ 42.000 millones de los cuales se robaron la mitad. 180% de sobreprecio”, dijo Guerra en Twitter. 

“Puede haber ataques a otros servicios”

Consultado por Globovisión, el constituyente y experto en temas energéticos, David Parvisini, sostuvo que Venezuela ha sido atacada por países imperiales, “Estados Unidos”. Pide a lo venezolanos estar “tranquilos” y advierte que pueden haber ataques también a otros servicios públicos, “como el agua”. 

En América Latina ha habido apagones, pero el de Venezuela, (7 de marzo de 2019), sería histórico. En Panamá, el 20 de enero de 2019, la capital y varias regiones se quedaron sin electricidad tres días antes de la llegada del papa Francisco para las Jornadas Mundiales de la Juventud; y durante seis horas, los panameños no tuvieron agua potable.

El 2 de julio de 2017 Costa Rica sufrió las consecuencias de una avería de una línea de alta tensión en Panamá. Los cinco millones de habitantes se quedaron sin electricidad durante casi cinco horas. Nicaragua y El Salvador también se vieron afectados en parte.

En Brasil, el 10 de noviembre de 2009, un cortocircuito provocado por una tormenta tropical dejó a diez estados en la oscuridad. El apagón afectó a 50 millones de personas. En marzo de 1999, 75 a 90 millones de personas se quedaron sin electricidad en el sur del país durante unas horas.

Colombia en 2007 y Chile en 2010 y 2011 sufrieron dos apagones de unas horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Sistema anti plagio la nueva voz.